Mi rincon con la naturaleza,el deporte,los amigos y la pasión

BIENVENIDOS A TODO MONTAÑA, MI RINCÓN PARTICULAR DE ENCUENTRO CON MI PASIÓN POR LA MONTAÑA Y LAS MANIFESTACIONES DEPORTIVAS QUE EN ELLA DESARROLLO EN COMPAÑÍA DE LAS BUENAS AMISTADES.

El único dolor agradable es el que produce la actividad física intensa.

sábado, 26 de noviembre de 2011

EL RINCÓN DE BAQUÍA/SENDERO DEL GUADALMESÍ

Digamos que este sendero que hoy os presento dentro de mi serie “El Rincón de Baquía” puede que sea un poco el precursor de esta idea. Aunque conocido por mi desde hacia tiempo, hace unos años casualmente entré en él cuando formaba parte de un grupo que con nuestras bicis por allí íbamos. Me sirvió para recordar lo maravilloso de este canuto fluvial tan típico del parque natural de los Alcornocales, aunque en aquella ocasión al realizarlo desde su inicio resultó ser una experiencia agridulce ciclísticamente hablando ya que este primer tercio casi consistía totalmente en ir arrastrando la bici. Pero poco después volví a pié (como casi siempre cuando intento sacar lo mejor de un sendero) para encontrar una alternativa que lo hiciese totalmente atractivo y ciclable en el sentido más límite de la palabra. Así que pronto encontré una entrada en el mismo que permitía no bajarte de la bici (gravedad aparte) en todo su recorrido.


Aparte de inspirarme en buscar esos retazos de monte que hacen las delicias de muchos bikers que buscan la esencia de este deporte, este sendero fue germen de esa búsqueda en una zona especialmente particular para recorrer a lomos de la bici y que fructificaría con la recuperación de una serie de recorridos especialmente mágicos y cercanos entre sí, formando un entramado para afrontarlos de manera consecutiva uno tras otro.



Centrándonos en él podemos afirmar que reúne una serie de atributos que lo hacen único ya que tiene un poco de todo, es técnico, rápido, duro, emboscado, abierto, con zonas de bastante desnivel y otras con pedaleo algo exigente, además de agradecido, tremendamente agradecido. Pero lo que quizás más caracteriza a este sendero es el entorno tan espléndido en el que se desarrolla en el canuto del río Guadalmesí, se encuentra ubicado en la cabecera de este río de corto trayecto que nace en las cumbres de las sierras de Ojén y Bujeo. La primera parte del mismo iremos envueltos en la exuberante vegetación que cubre este canuto fluvial, posteriormente se clarea el mismo mientras vamos pegados a la ladera con el río abajo a nuestra derecha, al tiempo se abrirá ante nosotros un panorama idílico con el estrecho de Gibraltar frente a nosotros y la costa africana, finalmente gira a la izquierda para adentrase de nuevo en el alcornocal de la zona del Bujeo. El final propiamente debe enlazar con distintas opciones, bien continuar hasta salir a la carretera nacional 340 o seguir por otro de estos senderos bautizado con el nombre de “Chucky” y que nos llevaría a la zona del puerto del Bujeo. Su inicio no es fácil de localizar pues es estrecho, con bastante desnivel y rodeado de mucha vegetación, en cualquier caso se encuentra en el carril que va desde el puerto del Bujeo al collado del Palancar, cerca de una gran piedra que veremos a nuestra derecha según subimos en este sentido y antes de llegar al propio río que el carril cruza por un puente, no debemos tomar las indicaciones oficiales de inicio de este sendero (ubicada más arriba de nuestra entrada) pues esta parte es prácticamente inciclable en su totalidad.


FICHA DEL SENDERO (TRACK) EN ANDALBIKE.COM