Mi rincon con la naturaleza,el deporte,los amigos y la pasión

BIENVENIDOS A TODO MONTAÑA, MI RINCÓN PARTICULAR DE ENCUENTRO CON MI PASIÓN POR LA MONTAÑA Y LAS MANIFESTACIONES DEPORTIVAS QUE EN ELLA DESARROLLO EN COMPAÑÍA DE LAS BUENAS AMISTADES.

"El único dolor agradable es el que produce la actividad física intensa" Miguel A.Baltanás.

jueves, 20 de abril de 2017

EL MAL EJEMPLO(UNA VEZ MÁS)DE LA ADMINISTRACIÓN MEDIOAMBIENTAL

Si hace escasos meses os hablaba de la extraña manía que algunos tienen por decorar los senderos, ahora os cuento cómo esto no es algo intrínseco de particulares, desaprensivos e inconscientes, sino como también los estamentos oficiales son los primeros en actuar de forma negativa dando un nefasto ejemplo en este sentido.

Si entonces os ponía de ejemplo dos senderos ubicados dentro del parque natural del Estrecho, hoy no nos vamos a ir muy lejos para también dentro de este espacio protegido, poner a las claras como la administración medioambiental son los primeros en actuar negligentemente. Me refiero a decorar senderos sin orden, concierto, ni el más mínimo criterio de sostenibilidad.

Hace poco y amparada en uno de esos "magníficos" programas medioambientales, la zona de Punta Paloma(Tarifa) ha aparecido generosamente sembrada de empalizadas por doquier, que a simple vista son de evidente inutilidad, ya que no consiguen cumplir ningún objetivo real y donde el despilfarro y sinrazón se ponen de manifiesto con tal de cubrir el presupuesto de turno. Pero más allá de esto y centrándonos en el tema de señalizar senderos, podremos comprobar cómo el camino principal que baja desde la carretera a la playa(que en realidad no se trata de ningún itinerario oficial), que es ancho y sin ninguna posibilidad de pérdida posible, ha sido fusilado con nada menos que ¡¡¡10 balizas para 450 metros de distancia!!!, cuando con una o a lo sumo dos hubieran sido suficientes. Además, lo peor es que todo esto acabará abandonado y sin mantenimiento, dando un lamentable espectáculo y si no...al tiempo.

Empalizada que no cumple función alguna pues tras ella siquiera es posible estacionar. 

Balizas junto al ancho y evidente camino que solo conduce a la playa. 

viernes, 7 de abril de 2017

RECAMBIOS Y HERRAMIENTAS DE VIAJE. REPARACIONES ESENCIALES EN EL CICLOTURISMO DE MONTAÑA (II)

Viajar con una bici(si queremos tener algo de autonomía)implica portar unas herramientas y recambios que nos garanticen un mínimo margen para alcanzar nuestro objetivo y que nuestro viaje no se vea truncado con la aparición de alguna avería.

Si en la primera parte de este artículo, hice una relación de los recambios básicos que portar en el equipaje durante nuestros viajes y las herramientas necesarias para poder dar utilidad a estos, hoy voy a explicar como realizar las operaciones básicas que nos solventen los contratiempos mecánicos que nos puedan sobrevenir con mayor probabilidad en las distintas etapas que realicemos durante los mismos.

Reparaciones
Voy a continuación a describiros someramente los procedimientos para efectuar cada una de esas reparaciones consideradas como básicas. Son las necesarias para solventar esas averías que pueden suceder con mayor probabilidad durante nuestros viajes en bici, no significa que solo puedan ocurrirnos estas sino que de ocurrir otras de mayor envergadura deberíamos optar por dar por finalizado nuestro viaje, o bien obligarnos a portar unas herramientas y recambios excesivos. Hay que tener en cuenta que al llegar a alguna población que cuente con taller de bicis podremos solventar las de mayor envergadura y complicación técnica.

Centrado de rueda/rotura de radio
Aunque a muchos pueda parecerle algo poco común, la rotura de un radio de rueda es, tras el pinchazo de un neumático, la avería más común dentro de las posibles en una bici, más aún si llevamos carga sobre ella.

Más allá de entrar en la compleja operación de meternos en el centrado de una rueda y probablemente empeorar más las cosas, voy a indicaros como compensar la deformidad que una rueda va a experimentar tras la rotura de un radio. Para primero detectar que alguno de los radios de nuestras ruedas se encuentra roto, deberemos inspeccionarlas visualmente, ya que si nuestros frenos son de disco es muy posible que no notemos nada. Si observamos una deformación en alguna de nuestras ruedas, aún si haber ningún radio roto, procuraremos acercarnos a la primera ocasión a algún taller donde nos puedan hacer un centrado correcto, ya que una rueda descentrada irá empeorando con el paso de los kilómetros llegando a deformarse totalmente e impedir el rodar.

Ahora vamos a centrarnos en solventar la rotura de un radio. Una vez localizado debemos fijarlo para que no pueda provocar una avería mayor, para ello lo retorceremos sobre alguno de los que se encuentran a su lado. Ahora seleccionaremos la llave de radios adecuada a la cabecilla del mismo, que debe ser la que entre en esta sin ninguna holgura, ya que de no ser así abocardaremos la misma al hacer fuerza(se trata de una tuerca muy débil). Asentando la llave bien a fondo de la cabecilla, aflojaremos 1/4 de vuelta cada uno de los radios que se encuentran a cada lado del radio roto, tras cada"aflojado"comprobaremos cuanto ha desaparecido este descentrado y si no hubiese sido suficiente volveremos a aflojar otro 1/4 sucesivamente hasta conseguir dejar la rueda aceptablemente derecha.

Esta operación conseguirá que rodemos con garantías de no deformar la rueda totalmente, pero deberemos ser prudentes con nuestra conducción evitando los escalones y zonas especialmente abruptas de pedregales y senderos por poner un  ejemplo. En cuanto lleguemos a una población con taller deberemos acudir a que nos repongan el radio y nos centren la rueda adecuadamente.


Reparación de cadena
Junto con el pinchazo de un neumático, esta será la avería más común que nos va a impedir seguir pedaleando, es más esta es la única, ya que existen medios de fortuna que podríamos emplear para seguir pedaleando aún sin poder reparar un pinchazo, en cambio si no podemos reparar una cadena rota os aseguro que no existirá desplazamiento(bueno solo si es cuesta abajo). Por lo tanto esta operación se convierte en crucial para nuestra"supervivencia".


La primera operación será eliminar el/los eslabones que se encuentren deformados por la rotura, para obtener en cada punta de esta una terminación macho-hembra que permita su unión. Para ello utilizaremos la herramienta tronchacadenas cuya función es poder desmontar/montar los eslabones que componen la misma. Una vez hayamos hecho esto según se muestra en la foto, deberemos introducir de nuevo la cadena por las roldanas y piñón según se muestra en la foto de abajo. Siguiendo el mismo proceso que para desmontar el eslabón dañado pero a la inversa procederemos a cerrar la cadena, para ello lo más recomendable es disponer de un bulón"pin"que nos facilitará su introducción o bien disponer de un enganche"automático"que manualmente nos permite cerrar la cadena de nuevo. El bulón debe sobresalir por igual por ambos lados del eslabón, apenas una décima de milímetro. Para facilitar la operación se recomienda hacerlo con la cadena sin engranar en los platos para que la tensión del cambio no nos moleste mientras la manipulamos. Una vez empalmada la cadena deberemos suavizar la unión forzando lateralmente el eslabón de enganche hasta que gire suavemente como los demás. Todo este proceso se recomienda practicarlo en casa con un trozo viejo de cadena para estar adiestrados con el mismo. 


Sustitución tacos/pastillas de freno
Aún habiendo comprobado el estado de nuestras pastillas/tacos de freno antes de la partida, si se dan las condiciones propicias, unas decenas de kilómetros serán suficientes para acabar con la vida de estos elementos indispensables para la frenada de nuestra bici, por lo tanto pondremos especial atención tanto a llevar al menos un par de repuesto como saber sustituirlas dado el caso.

Para el caso de los tacos de unos frenos V-brake el procedimiento es bastante sencillo. No tendremos ni que aflojar el cable. Fijándonos previamente en la secuencia en la que van montados los separadores y tuercas, aflojaremos la tuerca exterior que va en la punta del vástago del taco, colocaremos el nuevo y pondremos la tuerca sin llegar a apretarla del todo y que nos permita mover el taco con nuestras manos, así accionando la leva del freno manualmente posicionaremos el taco en la pista de frenado de la llanta, procurando que en su movimiento natural ni roce el neumático ni asome por debajo de esta pista de frenado. Apretaremos entonces a fondo la tuerca y volviendo a montar el tope y guía del cable comprobaremos su correcta trayectoria, volviendo a modificarla si fuese necesario.

Para el caso de los frenos de disco deberemos distinguir si se trata de accionamiento por cable o hidráulicos. Si fuesen hidráulicos, nos fijaremos primeramente en el sistema de sujeción de las pastillas que pueden ser de muy distintas formas, los hay en los que estas van sujetas mediante un tornillo, otras con un clip y otras mediante un imán, en cualquier caso deberemos determinarlo bien antes de proceder pues normalmente una vez averiguado no reviste mayor dificultad. Una vez retiradas las gastadas pastillas, con un destornillador o llave con la que podamos hacer palanca, retraeremos los pistones hacia dentro de las pinzas con la intención de que las nuevas pastillas que vamos a colocar tengan el mayor espacio disponible a la hora de ser emplazadas de nuevo. Ahora aflojaremos un poco los tornillos que sujetan la pinza al cuadro(trasero)u horquilla(delantero) y colocaremos de nuevo la rueda, entonces para conseguir un correcto centrado y alineación de las pastillas con respecto al disco, accionaremos la maneta y manteniéndola apretaremos los tornillos de la pinza. 

Para los discos accionados por cable, deberemos soltar el cable y proceder a sacar las pastillas, en este caso no tenemos que apalancar los pistones pues estos se retraen totalmente al aflojar el cable, colocaremos las nuevas pastillas y volvemos a montar la rueda, como en el caso anterior aflojaremos los tornillos de sujeción  de la pinza, ahora en este caso tensaremos algo el cable hasta que la pastilla esté cerca del disco y apretaremos el tornillo que lo sujeta, para accionando la maneta conseguir como en el caso anterior centrar y alinear la pinza. Una vez hecho esto apretaremos a fondo los tornillos de sujeción de la pinza. Es muy importante destacar que tanto en el caso de los hidráulicos como en los de cable, las pastillas no podrán ni acercarse a cualquier tipo de aceite, pues el material del que están compuestas es altamente higroscópico y una sola gota arruinará la capacidad de frenado de estos.  

Sustitución de cable de cambio/freno
La rotura de alguno de los cables que accionan tanto cambios como frenos, dejarán totalmente inservibles estos elementos. Poniendo un poco de cuidado no será difícil sustituir alguno de ellos. Si no hubiéramos conseguido dejarlos muy bien ajustados, siempre podremos acudir a un taller a la primera oportunidad que se nos presente durante nuestro viaje. 

Para el caso de sustitución de un cable de freno es bien sencillo, solo tendremos que seguir la secuencia de recorrido del mismo, tensaremos el cable con la mano hasta aproximar, bien los tacos, bien las pastillas y entonces apretaremos el tornillo que sujeta este a la pinza o leva según corresponda.

Para la sustitución de un cable de cambio, primero situaremos el mando en la posición de menor tensión, si es el de los platos será en el plato pequeño y si se trata del cambio trasero normalmente será también el pequeño. Entonces buscaremos en el mando el tornillo que da acceso al registro del cable(ver foto), empujando la punta del cable rota conseguiremos coger la punta del cable(perrillo) y tirando de él sacarlo totalmente. Para colocarlo seguiremos el proceso inverso, buscaremos en el cambio o desviador según el caso, el tornillo que sujeta el cable al mismo y eliminaremos el resto del antiguo cable, tensando bien con la mano y emplazando bien en su lugar el nuevo cable apretaremos el tornillo de sujeción y ya estará listo. 


Sustituir patilla de cuadro
Este elemento caso de romperse es más que probable que nos arruine nuestro viaje. La enorme variedad de modelos(prácticamente uno por cada modelo de bici), su poco peso y tamaño, así como su facilidad de sustitución, hace que sea más que razonable su inclusión en nuestra dotación, así como conocer su forma de sustitución.

Una rotura de cadena, una caída o un chupado de cadena muy fuerte pueden acabar doblando e incluso partiendo esta pieza crucial para el funcionamiento del cambio y por ende de la transmisión. 

Para sustituirla deberemos desengranar la cadena de los platos, a continuación aflojaremos el tornillo que sujeta el cambio a la mencionada patilla y luego haremos lo mismo con el tornillo que sujeta la patilla al cuadro de la bici, es posible que tengamos que sujetar la tuerca(especial)que hay por la parte interior del cuadro con lo que mejor podamos(llave allen, destornillador, etc.). A continuación y siguiendo el proceso a la inversa, colocaremos la nueva patilla y nuestra bici habrá salido de una grave avería en pocos minutos.