Mi rincon con la naturaleza,el deporte,los amigos y la pasión

BIENVENIDOS A TODO MONTAÑA, MI RINCÓN PARTICULAR DE ENCUENTRO CON MI PASIÓN POR LA MONTAÑA Y LAS MANIFESTACIONES DEPORTIVAS QUE EN ELLA DESARROLLO EN COMPAÑÍA DE LAS BUENAS AMISTADES.

"El único dolor agradable es el que produce la actividad física intensa" Miguel A.Baltanás.

jueves, 26 de febrero de 2015

EL MONTE CAMARINAL

Más de 25 años hace ya que divisé por primera vez este enclave desde la formidable atalaya del Cabo de Gracia, cuando aún se accedía en vehículo particular hasta la puerta de la torre almenara del siglo XVI del mismo nombre allí ubicada, hoy reconvertida en faro. Más que un propio monte, como pudiera parecer por su toponimia, se trata de un promontorio amesetado que se extiende adentrándose en el Atlántico y culminando en la punta del mismo nombre.


Desde aquel entonces lo atractivo del lugar me hizo acercarme, primero a la playa del Cañuelo que encontramos en primer término y posteriormente a sus alrededores. Cercana a la propia torre la presencia militar se hacía notar con alambradas que, en visible estado de abandono, habían preservado en cierta medida estos parajes, pues a principios de los 90 un domingo de agosto apenas si te podías encontrar con alguien en esa playa. Estos detalles precisamente son los que han determinado en buena medida su estado actual de conservación, pues cabe destacar que la práctica totalidad del propio Monte Camarinal se encuentra ocupado por una batería militar de artillería y vigilancia costera.

Al otro lado de la Punta y hacia el este se encuentra la ensenada de Bolonia, quedando por tanto flanqueado el paraje por dos excepcionales playas. Al norte el horizonte se encuentra dominado por la sierra de La Plata con sus espectaculares paredes de roca, todo ello enmarcado en el extremo más occidental del parque natural Del Estrecho. Por aquí he visto pescar al águila pescadora, correr al jabalí, saltar las orcas tras los atunes, reptar al lagarto ocelado o volar al cormorán. Actualmente todo esto se encuentra sometido a una gran presión humana, motivado sobre todo por la abominable urbanización veraniega de Zahara de los Atunes, levantada al final de la ensenada de Zahara a finales de los 90. Como siempre, comparto estos conocimientos para que el lector pueda valorar la gran riqueza natural del lugar y así protegerlo.

*puedes descargar el track picando arriba a la derecha logo wikiloc (necesario registarse)

Tras estudiar diversas posibilidades y opciones en la zona, hice este recorrido que propongo que está plagado de atractivos y una enorme diversidad tanto natural como paisajística, ya que podremos encontrar durante el mismo desde acantilados y sistemas dunares, a canteras romanas, a través de pinares, sabinares y pequeños valles.

No acostumbro a detallar los trazados que realizo, pero en este caso la motivación es clara, nos movemos en el límite literal(además de litoral)de terrenos militares, lo que unido a lo poco claro de la senda en muchas ocasiones, nos puede llevar a meternos en problemas, dada la responsabilidad y la multitud de errores constatados en las descripciones y trazados propuestos es por lo que me decido a hacerlo en este grado de detalle.


El punto de inicio lo situamos en el desvío de entrada a la batería militar de Camarinal, ubicado en la carretera que desde Bolonia se dirige hacia la falda de la sierra de La Plata, concretamente en el paraje de Molino de Carrizales. Nuestro caminar nos dirige tras unos metros por la carretera a un pinar que tras atravesarlo no deposita en las primeras estribaciones de la duna de Bolonia, tras pasar junto al final de la pasarela que desde Bolonia acerca a los visitantes al inicio de la duna. Enseguida desembocamos a la playa de Bolonia y seguiremos por la orilla hacia la derecha hasta llegar a la base de la duna, declarada monumento natural y que bien vale la pena subir, siendo esta una de las opciones del recorrido. De nuevo en la playa, seguiremos por la senda que discurre paralela a la costa entre rocas como anticipo de los acantilados que nos acompañarán hasta la misma playa del Cañuelo. Tras apenas unos minutos de caminar llegamos a uno de los puntos críticos del sendero señalado en el waypoint como"desvío sendero", aquí veremos a nuestra derecha un semicirco y el sendero parece continuar junto a la costa, pero nosotros tendremos que trepar por la arista rocosa que se nos presenta para alcanzar la parte superior del pequeño acantilado en dirección contraria al mar. Ni que decir tiene que debemos extremar la precaución ya que el paso es algo expuesto a una posible caída, aunque son apenas unos pocos metros los que tendremos que superar por estas rocas. Una vez arriba el sendero vuelve a tomar a la izquierda siguiendo paralelo al mar y sin adentrarse hacia el pinar en ningún momento, además se vuelve incómodo por lo cerrado de la vegetación en muchos momentos y las vueltas y revueltas que hace continuamente. Al trecho alcanzaremos un pequeño camino que cruzaremos y que llevaría a las instalaciones militares, anticipo de las impresionantes canteras romanas de Camarinal que encontraremos apenas unos metros más adelante. Una vez superadas las canteras desaparece el incómodo matorral pero aparece la arena y las continuas rocas que vuelven a dificultar nuestra progresión, aunque por lugares de enorme atractivo, como referencia veremos a nuestra derecha la alambrada que delimita la zona militar y que nunca traspasaremos, optando siempre nosotros por el roquedo de la costa. Así llegamos a otro paso delicado que bordea una primera alambrada(existe una nueva y otra antigua totalmente descuidada) que nos sitúa de nuevo en la plataforma superior del acantilado, continuando siempre lo más cercano posible al acantilado veremos al rato otra vieja alambrada militar que parece nos cierra el paso, unos 30 metros antes y cerca de un mojón de la demarcación de costas tendremos que bajar entre los riscos(precaución) para seguir a la derecha y pasando entre una sabina y la roca alcanzar el otro lado de la alambrada (waypoint "bajada riscos"). Tras este punto habremos bordeado la zona militar y ya solo nos restarán unos centenares de metros para alcanzar la playa del Cañuelo entre las dunas y desembocadura del arroyo del mismo nombre.


Desde la playa(santuario nudista) cambia totalmente el ambiente, entorno y trazado de la ruta. Comenzaremos tomando un sendero que partiendo de entre las dunas discurre paralelo al arroyo del Cañuelo, remontando el pequeño y atractivo valle que se forma entre la falda de la sierra de la Plata y el propio monte Camarinal. Este sendero nos llevará hasta una pista terriza que seguiremos a la derecha en constante subida hasta alcanzar la pequeña carretera que sube a la sierra de la Plata. Aquí se nos presenta la segunda opción del recorrido, se trata de alcanzar el mirador de Camarinal y la divisoria de la sierra de la Plata, para ello tomaremos la carretera a la izquierda en sentido ascendente, para llegar al citado mirador tras 750 metros de recorrido, tras contemplar el soberbio panorama que domina casi la totalidad de nuestro recorrido, podemos alcanzar la divisoria y más vistas recomendables apenas un centenar de metros más adelante. Si no hemos optado por subir hasta el mirador, solo nos restaría seguir la carretera a la derecha para llegar de nuevo al punto de inicio tras caminar 700 metros más.

El tiempo para cubrir este recorrido sin contar paradas y sin las opciones es de 2 horas, aunque es más que recomendable dedicarle mucho más para poder disfrutar debidamente de todos los encantos que nos ofrece. Incluso si realizamos el mismo con buen tiempo no es descabellado parar en El Cañuelo a disfrutar de una de las últimas playas vírgenes andaluzas.

viernes, 6 de febrero de 2015

EL TAJO DE LA CORZA, TECHO DEL CAMPO DE GIBRALTAR


El pico del Tajo de la Corza (837 metros), es una montaña que su circunstancia de encontrase su cima invadida por un parque descomunal de lo más variado en cuanto a antenas de comunicaciones se refiere, le haya quizás hurtado valor a esta hermosa montaña, que ostenta el privilegio de poseer desde su cima una de las vistas panorámicas más majestuosas que se pueda imaginar en la península ibérica.

Hasta hace poco menos de un mes, había alcanzado siempre su cima por su vertiente este-norte, ya hubiera sido a pié, en bicicleta o incluso en moto o coche, siempre por la pista forestal que para la creación del citado parque de antenas se construyó hace ya bastantes años. La verdad sea dicha que alcanzar la cima a pié por una ancha pista, resta interés a quienes disfrutamos del camino tanto o más que el destino, por eso casi siempre había conseguido la cima a lomos de mis bicicletas de montaña, que dicho también de paso se constituía como un atractivo, ya que de no existir difícilmente hubiese sido la cima accesible por este medio.

El caso es que hace unos años junto con compañeros del extinto club alpino Al-Hadra de Algeciras, recuperamos*un sendero casi perdido y que apenas nadie utilizaba ubicado en su falda suroeste. Este se iniciaba(en sentido descendente)en un marcado collado ubicado bajo la arista sur. Había oído hablar de un antiguo sendero que comunicaba este collado con la cima, pero nunca tuve oportunidad o interés de seguir escudriñando por allí, pues la rehabilitación de un largo tramo como el que cité anteriormente te deja algo saturado. Así hasta que no hace mucho me informaron que ese tramo hasta la cima había sido recuperado igualmente de forma respetuosa. Con lo que pronto dirigí mis pasos hacia allí para comprobar como la continuidad de ambos iba a poder ofrecer un atractivo"nuevo" acceso pedestre a la cima partiendo desde una pista forestal.

La casualidad quiso que casi simultáneamente tuviera conocimiento de otra ruta a la cima por la vertiente oeste a través de una imponente garganta hasta ahora no hollada por mis botas, con lo que casi sin dudarlo puse rumbo a ella, siendo en este caso los senderos casi inexistentes o muy perdidos. El resultado, que en un mínimo espacio de tiempo halla completado otros dos accesos a esta cima, que desde luego la engrandecen y revalorizan...al menos bajo mi punto de vista.

Os dejo un breve reportaje fotográfico de lo que os cuento.

 *La actuación se"limitaba"a localizar el trazado original, apartar las piedras y ramas secas que lo obstaculizaban y realizar hitos con las propias piedras apartadas. 

Ascendiendo por el sendero sur

El atractivo río de Los Molinos, vertiente oeste

Sendero de la garganta de Los Molinos

Cabecera garganta de Los Molinos, en el centro en Cerro del Hoyo de Las Cabras

Panorámica desde la cima. Izquierda peñón de Gibraltar y bahía Algeciras, Estrecho Gibraltar y Jbel Musa(Marruecos)

Garganta de Los Molinos, vertiente oeste

Quejigos enanos en la antecumbre oeste 

En el centro alcornocal por donde discurre el sendero de Los Calabozos