Mi rincon con la naturaleza,el deporte,los amigos y la pasión

BIENVENIDOS A TODO MONTAÑA, MI RINCÓN PARTICULAR DE ENCUENTRO CON MI PASIÓN POR LA MONTAÑA Y LAS MANIFESTACIONES DEPORTIVAS QUE EN ELLA DESARROLLO EN COMPAÑÍA DE LAS BUENAS AMISTADES.

El único dolor agradable es el que produce la actividad física intensa.

jueves, 26 de febrero de 2015

EL MONTE CAMARINAL

Más de 25 años hace ya que divisé por primera vez este enclave desde la formidable atalaya del Cabo de Gracia, cuando aún se accedía en vehículo particular hasta la puerta de la torre almenara del siglo XVI del mismo nombre allí ubicada, hoy reconvertida en faro. Más que un propio monte, como pudiera parecer por su toponimia, se trata de un promontorio amesetado que se extiende adentrándose en el Atlántico y culminando en la punta del mismo nombre.


Desde aquel entonces lo atractivo del lugar me hizo acercarme, primero a la playa del Cañuelo que encontramos en primer término y posteriormente a sus alrededores. Cercana a la propia torre la presencia militar se hacía notar con alambradas que, en visible estado de abandono, habían preservado en cierta medida estos parajes, pues a principios de los 90 un domingo de agosto apenas si te podías encontrar con alguien en esa playa. Estos detalles precisamente son los que han determinado en buena medida su estado actual de conservación, pues cabe destacar que la práctica totalidad del propio Monte Camarinal se encuentra ocupado por una batería militar de artillería y vigilancia costera.

Al otro lado de la Punta y hacia el este se encuentra la ensenada de Bolonia, quedando por tanto flanqueado el paraje por dos excepcionales playas. Al norte el horizonte se encuentra dominado por la sierra de La Plata con sus espectaculares paredes de roca, todo ello enmarcado en el extremo más occidental del parque natural Del Estrecho. Por aquí he visto pescar al águila pescadora, correr al jabalí, saltar las orcas tras los atunes, reptar al lagarto ocelado o volar al cormorán. Actualmente todo esto se encuentra sometido a una gran presión humana, motivado sobre todo por la abominable urbanización veraniega de Zahara de los Atunes, levantada al final de la ensenada de Zahara a finales de los 90. Como siempre, comparto estos conocimientos para que el lector pueda valorar la gran riqueza natural del lugar y así protegerlo.

*puedes descargar el track picando arriba a la derecha logo wikiloc (necesario registarse)

Tras estudiar diversas posibilidades y opciones en la zona, hice este recorrido que propongo que está plagado de atractivos y una enorme diversidad tanto natural como paisajística, ya que podremos encontrar durante el mismo desde acantilados y sistemas dunares, a canteras romanas, a través de pinares, sabinares y pequeños valles.

No acostumbro a detallar los trazados que realizo, pero en este caso la motivación es clara, nos movemos en el límite literal(además de litoral)de terrenos militares, lo que unido a lo poco claro de la senda en muchas ocasiones, nos puede llevar a meternos en problemas, dada la responsabilidad y la multitud de errores constatados en las descripciones y trazados propuestos es por lo que me decido a hacerlo en este grado de detalle.


El punto de inicio lo situamos en el desvío de entrada a la batería militar de Camarinal, ubicado en la carretera que desde Bolonia se dirige hacia la falda de la sierra de La Plata, concretamente en el paraje de Molino de Carrizales. Nuestro caminar nos dirige tras unos metros por la carretera a un pinar que tras atravesarlo no deposita en las primeras estribaciones de la duna de Bolonia, tras pasar junto al final de la pasarela que desde Bolonia acerca a los visitantes al inicio de la duna. Enseguida desembocamos a la playa de Bolonia y seguiremos por la orilla hacia la derecha hasta llegar a la base de la duna, declarada monumento natural y que bien vale la pena subir, siendo esta una de las opciones del recorrido. De nuevo en la playa, seguiremos por la senda que discurre paralela a la costa entre rocas como anticipo de los acantilados que nos acompañarán hasta la misma playa del Cañuelo. Tras apenas unos minutos de caminar llegamos a uno de los puntos críticos del sendero señalado en el waypoint como"desvío sendero", aquí veremos a nuestra derecha un semicirco y el sendero parece continuar junto a la costa, pero nosotros tendremos que trepar por la arista rocosa que se nos presenta para alcanzar la parte superior del pequeño acantilado en dirección contraria al mar. Ni que decir tiene que debemos extremar la precaución ya que el paso es algo expuesto a una posible caída, aunque son apenas unos pocos metros los que tendremos que superar por estas rocas. Una vez arriba el sendero vuelve a tomar a la izquierda siguiendo paralelo al mar y sin adentrarse hacia el pinar en ningún momento, además se vuelve incómodo por lo cerrado de la vegetación en muchos momentos y las vueltas y revueltas que hace continuamente. Al trecho alcanzaremos un pequeño camino que cruzaremos y que llevaría a las instalaciones militares, anticipo de las impresionantes canteras romanas de Camarinal que encontraremos apenas unos metros más adelante. Una vez superadas las canteras desaparece el incómodo matorral pero aparece la arena y las continuas rocas que vuelven a dificultar nuestra progresión, aunque por lugares de enorme atractivo, como referencia veremos a nuestra derecha la alambrada que delimita la zona militar y que nunca traspasaremos, optando siempre nosotros por el roquedo de la costa. Así llegamos a otro paso delicado que bordea una primera alambrada(existe una nueva y otra antigua totalmente descuidada) que nos sitúa de nuevo en la plataforma superior del acantilado, continuando siempre lo más cercano posible al acantilado veremos al rato otra vieja alambrada militar que parece nos cierra el paso, unos 30 metros antes y cerca de un mojón de la demarcación de costas tendremos que bajar entre los riscos(precaución) para seguir a la derecha y pasando entre una sabina y la roca alcanzar el otro lado de la alambrada (waypoint "bajada riscos"). Tras este punto habremos bordeado la zona militar y ya solo nos restarán unos centenares de metros para alcanzar la playa del Cañuelo entre las dunas y desembocadura del arroyo del mismo nombre.


Desde la playa(santuario nudista) cambia totalmente el ambiente, entorno y trazado de la ruta. Comenzaremos tomando un sendero que partiendo de entre las dunas discurre paralelo al arroyo del Cañuelo, remontando el pequeño y atractivo valle que se forma entre la falda de la sierra de la Plata y el propio monte Camarinal. Este sendero nos llevará hasta una pista terriza que seguiremos a la derecha en constante subida hasta alcanzar la pequeña carretera que sube a la sierra de la Plata. Aquí se nos presenta la segunda opción del recorrido, se trata de alcanzar el mirador de Camarinal y la divisoria de la sierra de la Plata, para ello tomaremos la carretera a la izquierda en sentido ascendente, para llegar al citado mirador tras 750 metros de recorrido, tras contemplar el soberbio panorama que domina casi la totalidad de nuestro recorrido, podemos alcanzar la divisoria y más vistas recomendables apenas un centenar de metros más adelante. Si no hemos optado por subir hasta el mirador, solo nos restaría seguir la carretera a la derecha para llegar de nuevo al punto de inicio tras caminar 700 metros más.

El tiempo para cubrir este recorrido sin contar paradas y sin las opciones es de 2 horas, aunque es más que recomendable dedicarle mucho más para poder disfrutar debidamente de todos los encantos que nos ofrece. Incluso si realizamos el mismo con buen tiempo no es descabellado parar en El Cañuelo a disfrutar de una de las últimas playas vírgenes andaluzas.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Miguel,

como te prometí, escribo en tu blog para agradecerte tu providencial ayuda para encontrar el camino de vuelta a Bolonia después de estar casi 2 horas probando todas las vías posibles para salir a la pista de tierra sin una gota de agua.

Esta ruta como bien dices es de una belleza enorme pero también hay que decir que con simples indicaciones o wikilocs no es sencilla de seguir debido al tema de las alambradas que hay que sortear y las que hay que abrir. Esta claro que tú te lo conoces como la palma de tu mano, pero en nuestro caso era la primera vez y tampoco encontramos el paso para rodear la primera alambrada. Esperamos ir más concentrados la próxima ocasión poorque ya llevábamos casi 20 km encima cuando llegamos al Cañuelo.

Un abrazo y reiteramos el agradecimiento

Ignacio / Alejandro

Miguel Angel dijo...

No hay de que Ignacio, fue un placer ayudaros. Aunque me cogisteis in extremis cuando ya iba a marcharme, eso si el agua además estaba fresca¿eh? ;)
Publicar rutas en el medio que sea es una gran responsabilidad que muchos se toman con una frivolidad preocupante cuando las consecuencias pueden ser cuando menos para preocuparse.
Por cierto, ¿como fue esa última etapa?, espero que ya no tuvierais mayores inconvenientes.
Cualquier cosa ya sabéis donde encontrarme.
Un saludo "montuno" y encantado de conoceros

Anónimo dijo...

Buenas, he estado hace poco en la playa del cañuelo y según había visto por los mapas la duna de Bolonia se encontraba al otro lado de la punta camarinal. Así que fui bordeando la costa (abajo se podían ver dos calas con pinta de cubrirse con la marea) hasta que la única opción para evitar la alambrada erá "bajar" a las piedras que había entre el mar y camino que habia seguido. Efectivamente encontré un caminillo entre la pared y un árbol (¿un sabina?) pero una vez pasé de ahí no lo vi muy claro y me dí la vuelta. La próxima vez lo intentaré desde Bolonia, ya sabiendo que desde el árbol se puede ir hasta la playa del cañuelo (y si no llego, por lo menos veo las canteras). Si esa alambrera oxidada ya no es oficial ¿ se podría quitar ? Muchas gracias por el Blog!

Miguel Angel dijo...

Hola. Efectivamente ese que citas es el paso para superar la alambrada, entre la pared y la sabina, inmediatamente después hay que subir de nuevo arriba siguiendo el camino lo más cercano al borde, teniendo que superar otra alambrada que NUNCA hay que intentar saltar, aunque estén con aspecto abandonado son el limite de la zona militar sin servidumbre costera. Sigue el track y la descripción que son fidedignas.
Gracias por comentar.

Anónimo dijo...

Hola Miguel Ángel,

en las calas que hay al final de la playa del Cañuelo, en épocas de buena cantidad de arena y cuando baja la marea lo suficiente como tu bien sabrás se puede caminar por la orilla más allá de la propia alambrada. Desconociendo la descripción que haces en esta guía de como debe sortearse la alambrada que hay en ese punto, en mi última visita a la zona observé que casi al final de la playa, pasando un viejo motor de barco o algo por el estilo que hay allí varado en las rocas, hay una zona donde con la agilidad y precaución adecuadas se puede trepar a lo alto del acantilado, por lo que me calcé las zapatillas y tiré para arriba para ver que me encontraba. Como no estaba seguro de si iba bien o si me había colado en la zona militar no me atreví a avanzar y bajé a la playa por donde mismo subí.

Solamente quiero saber si cogiendo por donde describes tu habría llegado al mismo punto que llegué yo trepando desde la playa o si el camino correcto va por otro lado. Ni mucho menos lo ofrezco como alternativa, ya que habiendo otro camino más sencillo por arriba no merece la pena arriesgarse a subir desde la playa arriesgándote a un mal apoyo o a un resbalón inoportuno, ya que esas rocas son muy cortantes y cualquier caída te puede hacer una buena avería.

Saludos!

Miguel Angel dijo...

Hola nuevo anónimo.(no cuesta nada poner aunque sea un nick para contestaros)
Así como indicas hiciste, también se puede seguir el itinerario para bordear la zona militar. Hubieras salido al mismo sitio, solo debes tener la precaución de no alejarte lo más mínimo de la línea del límite del acantilado, incluso hay sitios donde más adelante hay que bajar entre las rocas del acantilado. En cualquier caso explicado en la descripción, aunque en sentido contrario.
Saludos y gracias por tus comentarios.