Mi rincon con la naturaleza,el deporte,los amigos y la pasión

BIENVENIDOS A TODO MONTAÑA, MI RINCÓN PARTICULAR DE ENCUENTRO CON MI PASIÓN POR LA MONTAÑA Y LAS MANIFESTACIONES DEPORTIVAS QUE EN ELLA DESARROLLO EN COMPAÑÍA DE LAS BUENAS AMISTADES.

"El único dolor agradable es el que produce la actividad física intensa" Miguel A.Baltanás.

lunes, 14 de noviembre de 2016

DECORADORES DE SENDEROS

Recientemente y en un corto espacio de tiempo, me he encontrado con dos evidencias de como hay quienes se creen que los senderos son espacios en los que dar rienda suelta a un nefasto criterio para señalizar, cuidando que no se pierdan, toda una horda de urbanitas que invaden el campo. Pues si, pretendiendo que recorridos y trazados sean poco menos que lugares donde la posibilidad de molestarse en siquiera interpretar el medio sea anulado.

Porque una cosa es adecuar, adecentar y facilitar el uso de senderos mediante su limpieza, mantenimiento y somera señalización en algún que otro punto conflictivo y otra bien distinta lo que cada vez es algo más que evidente, plagando el monte de pinturas, marcas y cintas, afeando, ensuciando y contaminándolo hasta decir basta. Y todo ello en un tiempo en que el acceso a la más diversa cartografía y sistemas de seguimiento de todo tipo están hoy en día al alcance de casi cualquiera.

Así las cosas, he podido constatar como en dos senderos dentro del parque natural del Estrecho, los amigos de lo fácil y sinsentido se dedican a mancillar alegremente el bien común, en este caso senderos dentro de espacios protegidos.

El primero de estos casos lo situamos en el sendero de la costa entre Punta Carnero(Algeciras) y Tarifa, ancestral camino que unía ambas poblaciones bañadas por las aguas del Estrecho de Gibraltar. Desde el inicio del mismo podremos comprobar cómo en apenas un kilómetro de distancia aparecen hasta una veintena de marcas de un estridente color amarillo, que podríamos asociar al camino de Santiago aunque de oficiales no tienen nada. Además en algunos puntos la posibilidad de pérdida es nula ya que este discurre entre la línea litoral y el monte cerrado. El video que os adjunto es la prueba gráfica del delito. 

   

Para el segundo de los ejemplos, nos vamos a situar en el inicio del sendero oficial del Mirador de La Peña, ubicado en las cercanías del punto de información del parque natural del Estrecho y cerca de la población de Tarifa. Allí mismo parte-puesto que incluso hay un cartel con el nombre-el llamado sendero Buda, que hace relativamente poco tiempo fue así bautizado por nuevos senderistas-ciclistas. El caso es que ya desde este inicio-final podremos encontrar el mismo atestado de cintas textiles que de forma profusa "decoran" el recorrido, así como carteles, palos y todo lo que se les ocurra, ¡no se vaya a perder nadie por dios!. Estas cintas de tela no se puede decir que sean temporales para alguna prueba o evento puntual, pues ya se encuentran incluso descoloridas por el paso del tiempo. En este caso hay que añadir dos agravantes, como son el que se encuentran apenas a unos metros donde la guardería del parque transita, además de que en el sendero oficial la señalización-esta si oficial-mediante algún poste, se encuentra arrancada de su ubicación, precisamente en un punto de orientación dudosa...o sea, el mundo al revés.

   

Lo que no debe estar no lo eliminan y lo que debe estar no está...

Así que estamos apañados con estos nuevos decoradores de senderos con sus harapos y brochazos, cuando además de, la tendencia apunta hacia un sitio totalmente opuesto. 

(También podéis dejar comentarios en nuestro canal de youtube bajo los videos)

sábado, 5 de noviembre de 2016

DECÁLOGO DEL CICLOTURISTA

El cicloturismo, como cualquier otra actividad que desarrollemos en nuestro normal desenvolvimiento en la vida en sociedad, se rige por unas normas de comportamiento, que aparte de guiarnos en nuestro deambular por este medio, nos serán de gran ayuda para que al menos nuestros inicios y primeros pasos vayan por el camino correcto y así evitarnos en la medida de lo posible, percances, malos entendidos y/o momentos especialmente incómodos.

Acostumbrados a la acomodada vida diaria en la que nos desenvolvemos como pez en el agua, cuando nos iniciemos en los menesteres de viajar en bici encontraremos una serie de dificultades a las que nos tendremos que adaptar y asumirlas como tal, las cuales se llegan incluso a convertir en un aliciente más de nuestros viajes añadiéndole su sal y su pimienta a la ya de por si placentera actividad.

Con una mentalidad positiva y abierta tendremos nuestro primer punto a favor para que cuando se presente cualquier circunstancia adversa tenga visos de resolverse adecuadamente.


Con todo lo anteriormente dicho, me permito enumerar un decálogo del buen cicloturista. Se trata de unas normas mínimas y básicas, dentro de la gran extensión y variedad que abarca el cicloturismo.

  • En primer lugar y como premisa obligatoria, nos ceñiremos al código de circulación vial que debe ser nuestro referente. Una de las mayores demandas de los ciclistas en general es la falta de seguridad en las carreteras, si pretendemos que la misma sea alta en ellas y el respeto al ciclista sea el debido, tendremos que ser los primeros en respetar estas normas de convivencia entre todos los usuarios. 
  • El cicloturismo en si es una actividad que se presta a realizarla en solitario, no obstante me permito sugerirte que la realices en compañía(buena a ser posible). Compartir los buenos momentos no tiene precio, los problemas se solventarán mucho mejor y en caso de que ocurra un accidente la compañía se convertirá en casi decisiva en el desarrollo de nuestro viaje. Si aún así decides viajar en solitario, procura dejar dicho en el último punto donde pernoctes cual es tu intención para la siguiente jornada. 
  • Cuando planifiques tu viaje deberás ajustarlo a tus posibilidades tanto físicas como técnicas, si acometes un recorrido muy por encima de ellas el mismo puede convertirse en un calvario donde apenas podrás disfrutar, procura recabar toda la información disponible que hable sobre estos aspectos de la ruta elegida. Dosifica tus fuerzas en función de lo anterior y adecua tu velocidad de acuerdo al estado del terreno, no debemos pretender circular a igual velocidad por una ancha y uniforme pista que en un estrecho, sinuoso e irregular sendero.  
  • Otro de los secretos del cicloturismo es el ritmo al que se viaja. Procura dejar tiempo para recrearte en la observación de la flora, fauna, paisajes, gentes y costumbres del lugar por el que transitas, serán la esencia del viaje.
  • Cuando transites fuera de las carreteras se respetuoso con el medio, la flora y fauna del lugar, así como con las propiedades por donde pasemos y los lugareños.
  • No abandones nunca tus desperdicios, ni incluso los orgánicos como las mondas de fruta, la contaminación visual es tremenda, seguro que en tu discurrir no tardarás en encontrar un lugar adecuado donde deshacerte de ellos. 
  • El equipaje en tus viajes podrás no portarlo contigo(servicio de transporte, vehículo de apoyo, etc.), de todos modos deberás llevar un equipo mínimo que te sacará de multitud de inconvenientes que a buen seguro surgirán durante tus trayectos con la bicicleta. El mismo debe estar compuesto por cámara de repuesto para un eventual pinchazo(atención al tipo de válvula de la rueda), material de reparación para la misma(puede sobrevenir más de un pinchazo), bomba de inflado eficiente y una multiherramienta que cubra las necesidades básicas(debe incluir tronchacadenas). También deberemos llevar ropa impermeable que al menos aguante un eventual chaparrón y aporte algo más de protección térmica circunstancialmente.  
  • Nuestra "gasolina" al ir a pedales será la comida y bebida, por lo tanto esta no nos puede faltar en ningún momento. Si circulas por lugares apartados procura reponer tus reservas de agua a cada oportunidad que se presente.
  • Cuando circulemos por el medio rural nos ceñiremos a las pistas, caminos y senderos permitidos, el pedalear fuera de ellos acarreará una importante erosión del terreno.
  • Y por supuesto e independientemente de ser obligatorio en carretera, el casco irá siempre correctamente colocado, hoy día son tan cómodos y livianos que apenas si lo notaremos y se convertirá en nuestro "seguro de vida".