Mi rincon con la naturaleza,el deporte,los amigos y la pasión

BIENVENIDOS A TODO MONTAÑA, MI RINCÓN PARTICULAR DE ENCUENTRO CON MI PASIÓN POR LA MONTAÑA Y LAS MANIFESTACIONES DEPORTIVAS QUE EN ELLA DESARROLLO EN COMPAÑÍA DE LAS BUENAS AMISTADES.

"El único dolor agradable es el que produce la actividad física intensa" Miguel A.Baltanás.

domingo, 15 de mayo de 2016

LA BICI PARA EL CICLOTURISMO

Según os conté en su momento, a través de este blog voy a ir rescatando muchos de los artículos que elaboré para Andalbike sobre temas relacionados directamente con el cicloturismo de montaña. Así que con este comenzamos a contar cosas de esas por aquí, que espero os gusten y sobre todo sirvan de algo.

¿Sirve cualquier bici para practicar cicloturismo?. ¿Adaptamos la nuestra?. ¿Que es lo que más me interesa si voy a hacerme con una?. Voy a tratar todos estos asuntos para intentar despejar dudas y ayudarte en la elección. Voy a hablar sobre el elemento indispensable para practicar cicloturismo...si de la bici.

En primer lugar, si ya poseemos una bici esa será la nuestra, a no ser que no se adecue a nuestras intenciones sobre el tipo de cicloturismo que vayamos a practicar. Caso de no disponer de ella deberemos enfocar nuestra compra hacia ese tipo de cicloturismo. En cualquier caso en este artículo voy a objetivar esas características que debe tener la bicicleta, que bien podemos aplicar a la compra de esta o en adaptar la que tengamos.

Sus características, geometría, componentes, etc. influyen en el comportamiento, rendimiento y confort de la bici, aspectos estos que serán determinantes en nuestros viajes. La bicicleta del cicloturista deberá ajustarse a tres parámetros genéricos, que serán la simplicidad mecánica, su comodidad de marcha y conducción, así como la versatilidad de uso. A continuación voy a desarrollar cada uno de ellos en profundidad y detalladamente con ejemplos prácticos. 


Simplicidad mecánica
Hoy día muchas bicicletas han alcanzado un nivel tecnológico realmente sorprendente, cuadros de fibras ligerísimas, suspensiones inteligentes, cambios electrónicos, etc. avances en cualquier caso que mejorarán el funcionamiento y rendimiento de la bici. Pero al mismo tiempo todos estos avances harán de nuestra bici un aparato altamente tecnológico en el que solventar cualquier avería supondrá la intervención de un experto y el empleo de unos repuestos muy específicos que probablemente no podamos encontrar en ese pueblo al que hemos llegado durante nuestro viaje. 

Intrínsecamente uno de los aspectos que más han destacado a este sorprendente vehículo ha sido la capacidad de llevarnos a cualquier sitio con una enorme simpleza de funcionamiento y empleando solamente nuestra fuerza física como elemento motriz. Una bicicleta simple no es en absoluto sinónimo de mal funcionamiento o bajo rendimiento, en cambio esa misma sencillez si que nos permitirá viajar con la tranquilidad de que, muy grave tendría que ser la avería para que no nos permitiese repararla en el transcurso del viaje.

Atendiendo a estos principios, voy a daros unas sencillas pautas a la hora de discernir que es lo más conveniente en una bici para cicloturismo. Para que resulte más claro de entender lo voy a dividir por secciones.

Cuadro
El Cromo-moly es el material más sencillo y fiable para la construcción de un cuadro, ahora bien, hoy día puede llegar a ser difícil encontrar nuestra bici ideal fabricada en este material. El aluminio será la opción siguiente y la más generalizada en cuanto al material empleado en la elaboración del cuadro, teniendo este la ventaja de un menor peso sin comprometer la resistencia. La fibra de carbono es otro material que cada día se utiliza más en la construcción de cuadros, pero del que debemos huir dada su alta fragilidad a los golpes que destruyen sus fibras interiormente, además de otras cuestiones que limitan su versatilidad. 

Otro detalle a tener en cuenta en el cuadro es que disponga de patilla desmontable para el cambio trasero, ya que este detalle nos permitirá sustituirla fácilmente en caso de rotura o deformidad de esta.

Frenos
Hoy día los frenos han evolucionado hacia los discos con lo cual han ganado en efectividad y potencia. Podemos optar por ellos pero deberán ser de accionamiento por cable y no hidráulicos, para que podamos repararlos fácilmente en viaje.

Transmisiones
Para las transmisiones de nuestra bici optaremos por el sistema clásico de desviador delantero de platos y el cambio trasero externo, huyendo por ejemplo de las complejas transmisiones integradas en el buje, que aunque de intachable funcionamiento, igualmente son un sistema muy poco estandarizado y de compleja reparación. En cuanto al accionamiento de estos, serán por mandos accionados por cable evitando totalmente los modernos pulsadores electrónicos.

Ruedas
Estas deberán ser de radios convencionales y sistema de cubierta y cámaras estándar, evitando las tubeless cuyas reparaciones en marcha son más engorrosas y las posibilidades de problemas son mayores, una sencilla opción que evita muchísimos pinchazos son las cámaras con líquido sellante.

Suspensiones
Si nuestra bici lleva sistema de suspensión en alguno de sus ejes, mucho mejor será que estas no incorporen aire para su funcionamiento, ya que si por cualquier circunstancia lo pierde(algo nada raro) nos quedaremos prácticamente sin suspensión. Lo mejor es optar por sistemas de muelle-aceite, muchísimo más fiables y que difícilmente nos dejará "tirados".

Pedales
Los llamados pedales automáticos se han impuesto en el mercado de una forma aplastante dadas sus excepcionales virtudes en cuanto a seguridad, comodidad y rendimiento. Aunque no es fácil que se averíen, podemos optar por el clásico pedal con una puntera incorporada que nos mantenga el pié en su correcta postura, así conseguiremos algo todavía mucho más fiable y simple.

Estandarizaciones
En general en nuestra bici procuraremos, aún llevando componentes y avances modernos, que estos sean lo más estándar posible dentro de su determinada función. Por ejemplo, una dirección del tipo 
a-head es mucho mejor que cualquier otra por su simplicidad y facilidad de ajuste, siendo al mismo tiempo algo totalmente extendido en el mercado.


Comodidad de marcha y conducción
La bici para cicloturismo deberá ser eminentemente cómoda. Esta forma de utilizar la bicicleta no persigue en absoluto el rendimiento deportivo, nuestro objetivo es viajar con ella, pasando bastantes horas encima y recorriendo distancias más o menos grandes, ese es el sentido de nuestro vehículo por encima de cualquier otra consideración.

Las hay especialmente diseñadas para ser una excelente escaladora, o las que se conciben para ofrecer una gran seguridad y control circulando por terrenos muy abruptos, pero nada de eso se ciñe a la utilización que nosotros vamos a hacer de la bici.

Como en el apartado anterior, voy a aplicar esta máxima a distintas partes de la bici. 

Geometría del cuadro
El cuadro de una bici es tan simple como una serie de tubos unidos formando una estructura, la unión de estos tubos forman un serie de ángulos que le dan un determinado carácter a la conducción. Por ejemplo un ángulo de dirección por encima de los 71 grados la convertirán en muy estresante e incómoda para estar muchas horas conduciendo. Otro ángulo importante es el del tubo del sillín, ya que si este es muy cerrado la bici será tan relajada a la hora de pedalear (bici de paseo) que no obtendremos un mínimo de rendimiento. Traducido a la práctica, lo más recomendable es que tenga un ángulo de dirección entre los 68 y 70 grados, en cuanto al del sillín lo mejor será movernos en torno a los 72,5 grados.

Suspensiones
Las suspensiones le aportan a la bici un extra de comodidad y seguridad caso de tener que circular por caminos y superficies irregulares sin pavimentar donde las piedras y baches abunden. 

Manillar
Siempre procuraremos optar por un manillar de doble altura en detrimento de los de perfil plano, aunque los de doble altura hacen la dirección algo más lenta de reacciones, al mismo tiempo absorben tremendamente las irregularidades del terreno con lo que ganaremos mucho en confort.

Sillín
Este es el elemento más personal de toda la bici, pues lo que a alguien le va de maravilla puede ser un auténtico suplicio para otro. Contrariamente a lo que se piensa, la comodidad de un sillín no es mayor cuanto más acolchado y grande sea este, pues a mayor contacto más fricción y por lo tanto calor, escoceduras y problemas en la zona más delicada de todo cicloturista. Lo mejor es probar con uno determinado y si no llegamos adaptarnos probar con otro totalmente distinto. Lo que si es muy importante es que cuando vayamos a emprender viaje esta parte de la bici esté muy compenetrada con la morfología de nuestro trasero, así de claro.

Desarrollos
Para el cicloturismo deberán ser lo más amplios y generosos posibles. Hemos de tener en cuanta que iremos con carga y sobre todo sin prisa. Rodar en llano a 25 km/hora es una velocidad más que aceptable, con lo que no necesitaremos grandes desarrollos (vamos de viaje y disfrutando), para subir puertos es más que que necesario contar con desarrollos cómodos si no queremos tener que empujar más de la cuenta, o que este nos deje secos de fuerzas por tener que forzar demasiado. 

Todo esto se traduce en que la bici deberá contar con tres platos, siendo el pequeño no superior a 24 dientes. En cuanto a los piñones de la rueda es más que recomendable contar con un desarrollo extremo de al menos 32 dientes, que nos permita superar pedaleando casi todas las cuestas. 


Versatilidad de uso
En definitiva, una bici para hacer cicloturismo lo más versátil posible será nuestra mejor aliada, cuanto más lo sea más amplio será nuestro horizonte donde poder llegar con ella sin limitaciones.

No debe ser una gran escaladora, pero tampoco lenta, debe tener capacidad rodadora sin ser una de carreras, lo suficientemente robusta para que sea fiable en terrenos difíciles y cómoda para pasar muchas horas sobre ella.

Esto se traduce en:
-Un cuadro robusto y rígido que soporte bien el sobrepeso.
-Unas ruedas de diámetro no inferior a 26 pulgadas para rodar con efectividad.
-Una suspensión delantera que nos permita circular por la montaña con comodidad y seguridad.

Asumido todo lo anterior, deberemos decidir sobre nuestras preferencias a la hora de practicar cicloturismo e intentar que nuestra bicicleta nos sirva. Si somos muy aficionados a una modalidad concreta y además queremos iniciarnos en el cicloturismo, es más que recomendable tener una bici dedicada para estos menesteres.

Todo esto arroja un resultado, que traducido a la práctica y buscando su aplicación, resulta que la bicicleta de montaña es la más adecuada para la práctica genérica del cicloturismo. Una de las grandes ventajas de este tipo de bicicleta es que se ajustan a aquel refrán que dice"en el término medio está la virtud". Sin llegar a tener la capacidad rodadora de una bicicleta de carretera o la comodidad de una de paseo, la bicicleta de montaña aglutina unas características insuperables de versatilidad ante cualquier otra opción. 

Objetivamente hablando, quizás la bici ideal para el cicloturismo sería una bicicleta de montaña con las siguientes características:
Material del cuadro.-Aluminio
Geometría.-Sport (evitar las de tipo racing-XC)
Tipo.-Suspensión delantera
Tipo suspensión.-Muelle-aceite de 100-120 mm de recorrido
Ruedas.-De 29" y radios convencionales
Frenos.-De disco, accionados por cable
Manillar.-De doble altura
Accesorios.-Roscas porta-bultos trasero y porta-bidones(dos)

Caso que tengamos que adquirirla nueva recomiendo acudir a un comercio especializado, donde tendremos más posibilidades de que quién nos atienda sepa de lo que le hablemos y comprenda nuestras necesidades, además de ofrecernos la talla correcta. Evitad cualquier tipo de gran superficie deportiva en donde nunca son especialistas de nada.

miércoles, 4 de mayo de 2016

VOLANDO EL PARQUE NATURAL DEL ESTRECHO EN HELICÓPTERO

Casualmente y buscando documentación para otro blog mío, me topé con una sorprendente aplicación llamada tripinview

Esta te permite realizar un vuelo real sobre el tramo de costa mediterránea que elijas, además de un tramo de la atlántica de la península hasta bien pasado el cabo de San Vicente, en la vecina Portugal. Por tanto si escogemos como inicio la playa de Getares, adyacente a la Punta de San García(vuela de este a oeste), podremos vivir un hermoso y real vuelo por todo el litoral de este parque natural de la red andaluza de espacios protegidos.


Toda la información para manejarnos con la aplicación y demás detalles podréis encontrarlos en el artículo de mi otro blog, donde seguro os animaréis a conocer más rincones espléndidos de las costas mediterráneas y atlánticas.

martes, 2 de febrero de 2016

ANDALBIKE DE LOS PUEBLOS BLANCOS

Dentro del catálogo de viajes Andalbike que os vamos ofreciendo(léete las condiciones), hoy os presentamos el Andalbike de Los Pueblos Blancos. Gracias a toda la información que os acompañamos, podréis seguir el recorrido del mismo sin ningún tipo de incertidumbre. La encontraréis al final de esta entrada en distintos enlaces y/o accesos directos.

Este de Los Pueblos Blancos, es el último de los viajes creados para Andalbike y lo he querido dejar para el final por la especial significación que el mismo tiene para mi. Aunque sin desmerecer en absoluto a los otros 5 construidos todos casi exclusivamente por mi, este lo considero como el más elaborado y personal. Producto de mis preferencias ciclomontañeras, en el se plasma muy especialmente el tipo de recorridos en los que más he disfrutado en la montaña a lomos de una bici. Aunque inicialmente se creó como de dos etapas posteriormente lo amplié a cuatro, participando decisivamente mis buenos amigos May y Jaime en esta ampliación. Es el de mayor dificultad de todos, por ello las etapas son de poca longitud, buscando discurrir sin prisas, disfrutando de cada uno de los rincones que encontraremos, intimando si cabe mucho más con los lugares, pueblos y gentes que conoceremos a través del viaje e impregnándonos de todo lo que nos ofrecen estas sierras, paraíso desconocido para la inmensa mayoría de amantes del ciclismo de montaña. 


El Andalbike de Los Pueblos Blancos es un viaje autoguiado que recorre durante 4 jornadas las serranías de Ronda y Cádiz, a través de los ancestrales caminos y senderos que surcan los valles y laderas de las diferentes sierras que atraviesa de forma continuada. Un recorrido exigente que apenas dará un respiro a nuestras piernas, pulmones y pupilas, impresionadas ante tanta belleza concentrada.

Este viaje a caballo entre las provincias de Cádiz y Málaga, nos lleva a lo más profundo, intrincado y perdido del corazón de la España"seca", atravesando bosques inmensos, escalando puertos interminables, sorteando senderos extraordinarios y descubriendo parajes espectaculares. Y para ello se apoya en los singulares pueblos blancos de la serranía que le dan sentido y nombre al mismo. Partiendo de la monumental Ronda, visita poblaciones como Gaucín, ente los valles del Genal y Guadiaro, Jimena de la Frontera, Ubrique o Benaocaz, incrustadas todas ellas entre los riscos de la sierra. Una singularidad que no podía escapar a las figuras de protección de los dos parques naturales que recorreremos durante casi todo el trazado, el de La Sierra de Grazalema y el de Los Alcornocales.

Como orientación os especificamos la dificultad físico-técnica(más objetiva posible)que entraña el viaje. Se trata de un recorrido de dificultad muy alta, solo apropiado para expertos ciclistas de montaña. Desniveles duros y continuados. Alta dosis técnica. Largos tramos de sendero y caminos muy pedregosos. Algún tramo expuesto. Tramos algo perdidos y en algunos momentos con dudosa orientación. Momentos de cargar la bici a cuestas.


Sendero de Pilatos, parte final 1ªetapa

1ª etapa: Ronda - Gaucín 47,32 kms - 1625 m.d.
La primera etapa circula básicamente por todo el valle del Guadiaro, a través de la cañada real de Gibraltar recorriendo muchos senderos, para en la parte final escalar hasta nuestro destino en Gaucín, situada sobre la dorsal que divide esta valle con el del Genal.

2ª etapa: Gaucín - Jimena de la Frontera 52,45 kms - 1509 m.d.
En la primera parte de la etapa bajamos de nuevo al fondo del valle del Guadiaro, para una vez alcanzado El Colmenar escalar al puerto de La Carrera del Caballo, desde donde con clara orientación sur y a través de las espesuras del P.N. de Los Alcornocales alcanzaremos Jimena.

3ª etapa: Jimena de la Fra. - Benaocaz 56,14 kms - 2055 m.d.
La tercera etapa vuelve en dirección norte a adentrarse en Los Alcornocales a través del valle del Hozgarganta, para posteriormente entrar en el P.N de la Sierra de Grazalema y bajar a Ubrique por un divertido y largo sendero, desde donde escalaremos hasta Benaocaz en su extraordinaria ubicación.

4ª etapa: Benaocaz - Ronda 37,13 kms - 1021 m.d.
En nuestra última etapa atravesaremos el P.N. de la Sierra de Grazalema, pasando por pueblos blancos como Villaluenga o Montejaque y conociendo lugares tan bellos como los Llanos del Republicano o El Cabrizal, para finalmente compartir los últimos kilómetros de la primera de nuestras etapas en la subida a Ronda.

MAPA

GALERÍA FOTOGRÁFICA






Rutómetro etapa 1
Rutómetro etapa 2
Rutómetro etapa 3
Rutómetro etapa 4

sábado, 2 de enero de 2016

ANDALBIKE DEL GUADALQUIVIR

Dentro del catálogo de viajes Andalbike que os vamos ofreciendo(léete las condiciones y procedimiento), hoy os presentamos el Andalbike del Guadalquivir. Gracias a toda la información que os acompañamos, podréis seguir el recorrido del mismo sin ningún tipo de incertidumbre. La encontraréis al final de esta entrada en distintos enlaces y/o accesos directos.

El Andalbike del Guadalquivir es un viaje para bicicleta de montaña o híbrida de recorrido fácil, para cubrir en 4 etapas. Ideal por sus características para quienes deseen iniciarse en los viajes cicloturistas. Parte de Sevilla y tras pasear paralelo al río el camino se aleja sin abandonar la campiña, alcanzando Dos Hermanas y la monumental Utrera. Desde allí vuelve al río pasando por Los Palacios, Lebrija y Sanlúcar, junto a la desembocadura, para finalmente alcanzar El Puerto de Santa María, ya en la bahía de Cádiz.

La principal característica de este viaje radica en la facilidad para seguir su recorrido, su baja dificultad física y prácticamente nula en cuanto al aspecto técnico. Por todo ello se presenta como ideal para principiantes o personas con poca capacidad físico/técnica. La otra seña de identidad va vinculada al gran río andaluz, siguiendo buena parte de su curso hasta su inmensa desembocadura. Por último su destino final nos sitúa frente a otra singular ubicación como la bahía gaditana. Comienza en Sevilla, frente a la Torre del Oro, monumento estrechamente relacionado con el río y su historia. A través de un entorno de campiña alcanza la localidad de Utrera, donde podremos visitar fácilmente su casco histórico y monumental, para continuar hacia Los Palacios donde hacemos escala. Desde aquí el trazado se dirige de nuevo al río para discurrir junto a él hasta Sanlúcar, solo interrumpido por el desvío hacia Lebrija donde finaliza la segunda jornada, siempre en un entorno de canales de riego, inmensos arrozales y huertas, por el conocido camino del práctico. La última etapa cambia de rumbo para discurrir junto a la costa atlántica hacia El Puerto de Santa María, ya frente a la trimilenaria Cádiz.

Como orientación os especificamos la dificultad físico-técnica(más objetiva posible)que entraña el viaje. Se trata de un recorrido de dificultad verde(baja), accesible a cualquier persona con un mínimo de destreza en la bici y con una preparación física básica. Pistas y caminos sin ninguna dificultad especial. Recorridos llanos, aunque puede haber surcos, regueros, baches importantes e incluso boquetes, algún pequeño terraplén a salvar, en época de lluvias posibles zonas con barro. Itinerario bastante fácil de seguir.


1ª etapa: Sevilla - Los Palacios 49 kms - 372 m.d.
Recorrido bastante llano y fácil de seguir, parte de Sevilla por carriles bici, continúa por la Cañada Real de la Armada, entra en Dos Hermanas la atraviesa y sigue por caminos hacia Utrera. Seguimos hacia Los Palacios por caminos agrícolas. Es la etapa más "dura" y larga del viaje.

2ª etapa: Los Palacios - Lebrija 48 kms - 111 m.d.
El trazado discurre entre campos de arroz. Salimos de Los Palacios por carretera y rápidamente seguimos por cómodas pistas y carreteras casi en desuso. Recorremos el margen izquierdo del Guadalquivir hasta desviarnos por un canal a Lebrija. Las aves y el entramado de canales nos acompañarán prácticamente todo el camino.

3ª etapa: Lebrija - Sanlúcar de Bda. 41,75 kms - 150 m.d.
Vamos dejando atrás Lebrija cuando llegamos de nuevo al río majestuoso de Andalucía. Seguimos hacia Sanlúcar usando la "carretera" del práctico hasta llegar al Pinar de la Algaida, en el espacio natural de Doñana. Lo atravesamos y vamos llegando a Sanlúcar junto a la desembocadura, al otro lado del río tenemos el parque nacional de Doñana, fácilmente visitable. 

4ª etapa: Sanlúcar - El Puerto de Sta. María 39,36 kms - 242 m.d.
La última etapa del viaje discurre por pistas, pequeñas carreteras, carriles bici y por la Vía Verde de la Costa Noroeste, sobre el antiguo trazado ferroviario que unía estas ciudades. Viajaremos prácticamente paralelos a la costa, por las localidades de Chipiona y Rota. El trazado nos llevará hasta la banda del río Guadalete, donde podremos tomar un barco para visitar la histórica ciudad de Cádiz.

MAPA 


lunes, 30 de noviembre de 2015

ANDALBIKE DE LOS BANDOLEROS

Dentro del catálogo de viajes Andalbike que os vamos ofreciendo(léete las condiciones y procedimiento), hoy os presentamos el Andalbike de Los Bandoleros. Gracias a toda la información que os acompañamos, podréis seguir el recorrido del mismo sin ningún tipo de incertidumbre. La encontraréis al final de esta entrada en distintos enlaces y/o accesos directos.

El Andalbike de Los Bandoleros es un viaje que recorre la zona más meridional de la geografía andaluza. Partiendo de la localidad gaditana de El Puerto de Santa María, recorre la costa atlántica de esta provincia, para una vez alcanzada Tarifa adentrarse en el espinazo de las sierras béticas, para a través de ellas alcanzar el corazón de la serranía de Ronda y su capital monumental.

La primera parte de este viaje nos llevará desde la marinera población de El Puerto de Santa María, en plena bahía gaditana, hasta Tarifa recorriendo mayormente la costa atlántica gaditana. Acantilados, inmensas playas, enormes dunas o calas vírgenes se sucederán de manera ininterrumpida, atravesando los parques naturales de la Breña y Marismas del Barbate así como el Del Estrecho. Una vez en Tarifa nuestro viaje toma rumbo al interior, aunque antes nos asomaremos al Estrecho de Gibraltar, el peñón y la bahía algecireña donde haremos escala, desde allí nos volveremos a adentrar en el parque natural de Los Alcornocales en el que ya entramos ayer. Una vez llegados a El Colmenar entraremos en el extraordinario valle del Guadiaro, el cual remontaremos por muchos senderos hasta alcanzar Ronda, capital de la serranía.

Se trata de un recorrido de dificultad roja(alta), reservado a buenos ciclistas de montaña, donde nos enfrentaremos a puertos de montaña de cierta entidad de más de 10 kms de longitud y rampas que superan el 10% de desnivel. También encontraremos senderos técnicos y difíciles, aportando un atractivo componente deportivo al viaje.


1ª etapa: El Puerto de Sta. Mª. - Vejer de la Fra. 82,5 kms - 602 m.d.
La primera etapa tiene salida en El Puerto de Sta. Mª. y tras recorrer los parajes del parque natural de los Toruños, llega a Puerto Real atravesando su paseo marítimo. Posteriormente y tras alcanzar Chiclana, recorre la costa en busca de Conil para por la playa llegar a El Palmar.  Unos cuantos kilómetros habrá que subir antes de poder disfrutar de la población de Vejer de la Frontera.

2ª etapa: Vejer de la Fra. - Tarifa 59,9 kms - 597 m.d.
Salimos por las calles encaladas de Vejer de nuevo hacia la costa para descender hasta Barbate, antes recorreremos los pinares de la Breña, con algunos tramos de arena. Llegaremos a la legendaria Bolonia, donde podremos ver las ruinas romanas de Baelo-Claudia, disfrutar de la duna declarada monumento natural o bañarnos en las frías y transparentes aguas de su ensenada. Tras superar el único puerto de la etapa pasaremos por la pedanía de Betis para arribar a Tarifa.

3ª etapa: Tarifa - Algeciras 65,41 kms - 1124 m.d.
La primera parte de esta tercera etapa comparte recorrido con el final de la segunda hasta el paraje de La Peña, donde tomaremos rumbo norte para adentrarnos en el parque natural de Los Alcornocales. Llegados al puerto del Bujeo en la vertical de Estrecho de Gibraltar escalaremos al puerto de la Higuera, el cual nos da la llave de acceso a las cabeceras de las gargantas del río de la Miel y el Capitán que bajan desde la sierra de Luna hacia Algeciras, a la que llegaremos tras un largo y agradable descenso a través de los grandes bosques de alcornoque que dan nombre a este espacio natural.   

4ª etapa: Algeciras - Jimena de la Fra. 65,47 kms. - 819 m.d.
Volveremos por donde llegamos ayer hacia el llano de Botafuegos, desde allí tomando la Puerta Verde de Algeciras rodearemos Los Barrios para dirigirnos a Castellar de la Frontera, pero no el nuevo sino el viejo, que se encuentra encaramado a un cerro y dentro de una fortaleza del siglo XIII. Desde aquí y siguiendo el trazado del GR-7 llegaremos a Jimena a través de su vega, en la que en épocas de lluvias podremos encontrar problemas con el barro.

5ª etapa: Jimena de la Fra. - El Colmenar 40,10 kms - 963 m.d.
Partimos de Jimena por la carretera que lleva a Puerto Galis adentrándonos inmediatamente de nuevo en el parque de Los Alcornocales. El primer tramo discurre por esta tranquila carreterilla que va recorriendo el valle del río Hozgarganta, considerado uno de los últimos ríos vírgenes andaluces. El segundo de los tramos nos lleva desde el fondo de este valle hasta el puerto de la Carrera del Caballo atravesando espesos bosques de alcornoques y quejigos. Una vez en el citado puerto nos restará un agradable descenso entre un inmenso alcornocal hasta nuestro final de etapa en la pedanía de El colmenar, situada a la orilla del río Guadiaro.

6ª etapa: El Colmenar - Ronda 57,66 kms - 1970 m.d.
La última de nuestras etapas nos va a llevar a través del valle del Guadiaro hasta Ronda. Para continuar deberemos escalar el puerto del Negro, ya que el río se encajona en la garganta de las Buitreras. Acompañados siempre de un denso bosque mediterráneo, llegaremos a la pedanía de La Cañada del Real Tesoro y continuaremos junto al río con muchos largos tramos de sendero. Finalmente nos restará subir la dura cuesta que nos llevará hasta la monumental Ronda.





Rutómetro etapa 1
Rutómetro etapa 2
Rutómetro etapa 3
Rutómetro etapa 4
Rutómetro etapa 5
Rutómetro etapa 6