Mi rincon con la naturaleza,el deporte,los amigos y la pasión

BIENVENIDOS A TODO MONTAÑA, MI RINCÓN PARTICULAR DE ENCUENTRO CON MI PASIÓN POR LA MONTAÑA Y LAS MANIFESTACIONES DEPORTIVAS QUE EN ELLA DESARROLLO EN COMPAÑÍA DE LAS BUENAS AMISTADES.

El único dolor agradable es el que produce la actividad física intensa.

miércoles, 15 de enero de 2014

PROLOGANDO, QUE ALGO QUEDA

Hace poco un buen amigo y compañero de multitud de líos relacionados siempre con la montaña, el deporte y la naturaleza, me pidió que le hiciese un prólogo sobre su nueva publicación, sabedor de mi experiencia en la materia, conocimiento de la zona geográfica que trata y sobre todo por como lo conozco a él y sus diferentes publicaciones sobre el particular, algo que entiendo esencial para cubrir el cometido de un prólogo.

Al mismo tiempo es una oportunidad de transmitir a los lectores esa particularidad o punto de vista de lo que va a leer a continuación, enfocado hacia al autor y con un "mensaje" añadido. 

Se trata de la guía excursionista "Andar por el Campo de Gibraltar", que pronto tendréis a vuestra disposición, así que sirva esta entrada como aliciente para su adquisición y lectura. A continuación os dejo su contenido:

"Conocí a Antonio(Garry) allá por los inicios de la década de los 90, cuando iniciaba mi vinculación con el club Alpino Al-Hadra y que a la postre sería otro de mis nexos de unión con él. Su inquietud innata por publicar e incipiente afición por la escalada le llevó a crear la revista Al Límite dedicada a los deportes de montaña y de ámbito comarcal. Aunque en aquellos tiempos la faceta de la escalada en roca era la que más le atraía, en las páginas de los primeros números ya comenzaban a aparecer reseñas de rutas de senderismo por la comarca, de la mano de los colaboradores con los que siempre ha contado. Producto de aquella afición a la escalada y su inquietud por publicar, le llevó en 1999 a editar la primera de las guías de escalada del Campo de Gibraltar, que vería distintas ediciones en los años siguientes.

El tiempo hizo que Garry fuese decantándose más hacia el senderismo y así fuera escudriñando rincones y más rincones del medio natural que conforma la comarca. La consecuencia era de esperar y en año 2002 veía la luz la primera de las pequeñas guías senderistas de "Andar por el Campo de Gibraltar", las cuales tendrían sus correspondientes nuevas entregas, hasta 6, ampliando el número de rutas a descubrir. Hasta aquel entonces poco se había publicado sobre rutas senderistas en el Campo de Gibraltar, una asignatura pendiente dado el incalculable valor natural que atesora la comarca, siendo por tanto para el público en general una gran desconocida. 


Algo más de una década después, esa saga de guías se ven plasmadas en esta nueva edición de "Andar por el Campo de Gibraltar", aunque ampliadas y mejoradas las rutas, sobre todo por el importante aporte que incorporan en cuanto a información sobre botánica, geología o prehistoria, así como reseñas históricas y etnológicas, con oportunas colaboraciones que aderezan notablemente el contenido de cada una de las rutas. Recorriendo estas rutas hollaremos playas, canutos fluviales, bosques, barrancos, lagos, dunas, ríos o collados, a través de los diferentes espacios protegidos que encontraremos en el territorio, como parques naturales, monumentos naturales o parajes naturales, en una variedad y diversidad de ecosistemas realmente extraordinaria. Garry nos lleva desde la costa del Estrecho a ríos vírgenes junto a Jimena, o de la sierra de La Plata a bosques de alcornoques junto a la costa, pasando por las espesuras más frondosas, bajo el formato de rutas muy accesibles y aptas para casi todos, donde poder inculcar a las nuevas generaciones esos valores y respeto por toda esa enorme valía natural que encierra el Campo de Gibraltar.

Motivo de ello es la reflexión final de este prólogo. Cercanos en el tiempo a la edición de esta guía, podemos hacer mención a dos episodios ubicados en sendos enclaves naturales que han corrido distinta suerte en cuanto al devenir político, que les ha afectado directamente en cuanto a su conservación natural se refiere. Uno de ellos muy conocido y otro casi desconocido, siempre entendidos para el gran público.


La ensenada de Valdevaqueros, incluso recorrida por una de las rutas aquí descritas, está amenazada por la presión que sufriría producto de la ejecución de un plan urbanístico cercano. Al tratarse de un enclave muy popular por su ubicación y vínculo con el turismo de playa, rápidamente se movilizó la sociedad de forma masiva, alarmada por la más que posible degradación que sufriría el lugar, vinculado a un espacio aún virgen, el resultado es que al menos el proyecto se encuentra paralizado...el tiempo dirá que ocurre.

El Karst de la Utrera es el segundo de estos lugares, ubicado muy cerca del Campo de Gibraltar, este sitio en cambio es bastante poco conocido. Se trata de un extraordinario enclave con numerosos y extraordinarios valores de todo tipo, que no cuenta con ningún tipo de protección ambiental y olvidado por todas las instituciones, en cambio deja totalmente enamorado a todo quién lo visita y conoce. Este desconocimiento, le ha llevado a una situación límite, hasta el punto de su posible desaparición y destrucción total amenazado por una cantera a cielo abierto.

La conclusión es clara, lo que se conoce y se aprecia tendrá una mayor posibilidad de ser defendido por todos quienes han sabido valorar sus encantos. La disquisición sobre el eterno dilema de dar a conocer enclaves de alto valor mediante publicaciones como esta que tienes en tus manos es evidente. Dejémonos llevar a todos ellos de la mano de Garry, os aseguro que los apreciaremos y nos convertiremos en activos defensores de ellos, el Campo de Gibraltar nos lo agradecerá."