Mi rincon con la naturaleza,el deporte,los amigos y la pasión

BIENVENIDOS A TODO MONTAÑA, MI RINCÓN PARTICULAR DE ENCUENTRO CON MI PASIÓN POR LA MONTAÑA Y LAS MANIFESTACIONES DEPORTIVAS QUE EN ELLA DESARROLLO EN COMPAÑÍA DE LAS BUENAS AMISTADES.

El único dolor agradable es el que produce la actividad física intensa.

jueves, 9 de septiembre de 2010

SERVICIO DOMÉSTICO

Este verano tocaba, Pirineos en el horizonte, quedada con dos amigos por un lado y otros dos por otro, Alhadreros todos eso si. Había programado la salida Pirenaica sobre todo con Jaime y May, luego se incorporarían Rodri e Inma que vendrían de darse un voltio por Alpes, casi ná.

Como luego me apuntaba Rodri, "las excursiones en el mapa se hacen de maravilla", luego hay que trasladarlas a los pedregales, canchales, portillas, collados y dificultades varias que nos vamos a encontrar en la montaña, sobre todo el suelo, ese suelo que no sale en los mapas...¡si es que no aprendemos!. Ya me lo iba pareciendo a mí ante la pantalla del ordenata y el mapa sobre la mesa, mucho entusiasmo que se le pone al tema, pero antes de salir me dije "creo que se nos ha ido la mano".

Como subía solo hasta allí arriba me dije, es mucha tela para ir del tirón, una paliza que yendo en plan relax no encajaba, así que Gredos sería mi escala montañera intermedia. La cumbre de la Mira sería mi objetivo, escogido principalmente porque el camino de acceso no sería otro que el Galayar, ese conjunto de agujas rocosas inigualables y ejemplares en la geografía hispana, Gredos en sí es todo un espectáculo pétreo, que en otras épocas de seguro habrían visto mi discurrir por sus paredes, pero en la vida muchas veces las oportunidadees son eso oportunidades que hay que aprovechar, si no...las veras pasar, esas fisuras y diedros perfectos, pasar tu ante ellos y mirarlas, caersete la baba mirándolas pues el escalador se lleva en el alma aunque ya apenas puedas encaramarte por esos lugares de vértigo que tanto le han hecho disfrutar a uno.


Desde la plataforma del "Nogal del Barranco", donde hice noche en mi furgo, el camino empedrado va ganado altura cómodamente junto al cauce del rio Pelayos, hasta situarte en la encrucijada de acceso al refugio Victory, a la derecha la "apretura" a la izquierda"las zetas", el chico del kiosco de la plataforma me recomendó "las zetas", a partir de aquí el camino ya no es tan cómodo, estamos justo bajo el refugio pero con un desnivel considerable para ganarlo, así el camino y haciendo honor a su nombre comienza a trazar unas espectaculares "zetas" ya frente al Galayar, al poco ni zetas ni nada, con la lengua fuera y bastante enriscados llegamos de"repente" al Victory. La boca la lleva uno abierta por motivo del desnivel, pero al llegar aquí cuesta cerrala por lo que tienes delante, el Galayar con su máximo exponente en la figura del Torreón se muestra imponente ante tí, vaya si ha valido la pena...siempre vale la pena. Desde la pequeña explanada del refu la cosa se torna graciosa, un imponente canchal se abre ante tí para ganar la cuerda que te lleve a la Mira, al tiempo que el desnivel se agudiza enormemente, castigándote los pulmones y las piernas que continuamente te tendrán que elevar en continuos escalones, la compañía del Galayar a tu vera lo dulcifica algo...puff, llegados a una mínima portilla pasamos a la otra vertiente que de manera muy suave nos deja en la cima de la Mira, en el horizonte veo muchas cimas ya familiares de anteriores ascensiones, Morezón, Almanzor, La Galana se recortan en el horizonte... a ver si vuelvo este invierno a saludarlas.






Contraluz en el Galayar, la esbelta silueta del Torreón.


Mi primer destino Pirenaico será Gavarnie uno de los lugares más impresionantes y espectaculares de los Pirineos. Por el camino me incorporo con Jaime y May que van subiendo también en dos etapas desde el Puerto y juntos atravesamos a Francia por el tunél de Bielsa. Coronando el Tourmalet (pero en coche jeje) me llama Rodri, ya están en Gavarnie. Tras acomodarnos en una explanada perfecta para las furgos con servicios y todo nos recogemos a nuestras casas rodantes.

La visión en la expléndida mañana es imponente, la imagen del circo de Gavarnie con los tresmiles cerrando el horizonte es de una belleza sublime. Sin prisas nos planteamos una excursión para conocer bien todo este valle, senderos, collados, torrentes, prados, cervezones en el "Hotelerié du Cirque" jejeje.




Espectaculares senderos, al fondo la gran cascada y abajo a la izda"Le Hotelerié"






Parajes idílicos camino del fondo del circo.


La jornada siguiente que nos llevaría de vuelta a España nos sirvió para rendir visita a otro coqueto circo contiguo, el de Troumouse, yo que todavía arrastraba agujetas de mi incursión Gredense, me ofrecí gentilmente a hacer las veces de chófer de enlace.

El objetivo Pirenaico hispano sería el parque nacional de Aigües Tortes en el pirineo leridano. Allí nos plantamos con intención de atravesar el parque entero en dos jornadas, es a lo que me refería antes con lo de irsenos la mano. La primera tarde nos serviría para aproximarnos y hacer noche en la Restanca, el refugio que junto al estany del mismo nombre sirve de acceso oeste del parque. A la mañana siguiente y gracias a que habíamos dejado un coche en cada extremo, Rodri e Inma se dan la vuelta ya que esta no se encuentra demasiado bien físicamente, así seguimos adelante May, Jaime y un servidor camino del estany Long , donde en el refugio contiguo teníamos litera reservada, una pasada de excursión atravesando el tremendo collado de Contraix, tras casi 10 horas de pateo llegamos a destino castigados por el terreno pero contentos por la belleza de este parque donde la roca y el agua son los indiscutibles protagonistas.




Estany de Cap de Port.



Estany Cubesso.


Si la anterior jornada fue larga y dura, esta no se iba quedar corta, otro tute de 12 horas (con la propina final inesperada) que nos llevó hasta Sant Maurici, que es donde Rodri e Inma nos esperaban con las llaves del coche, pasando por cantidad de estanys a cual más bonito rodeados de imponentes moles graníticas, en el refugio de la Colomina paramos a tomar algo y reparar mis "averiadas" botas ( que por cierto me dieron las dos jornadas), el collado de Peguera fue el último de estos que tuvimos que superar, aunque no sé yo si no fue peor la bajada por un pedregal interminable que nos acercó al no menos idílico valle de Monestero.


Bajando hacia Monestero.

Aqui teneis una selección de fotos del viajillo. GREDOS Y PIRINEOS 2010

Os añado un par de videos de May de lo que hicimos por allí, gracias salá ;-)



Gavarnie y Troumouse from Mdm on Vimeo.



Aigüas Tortes from Mdm on Vimeo.

No hay comentarios: